Slider Image

La Importancia de la Seguridad Basada en el comportamiento en nuestras organizaciones

En el trabajo profesional en psicología preventiva, ha sido necesario agrupar los recursos que provee el Análisis de Conducta, en diferentes métodos, para solucionar las dificultades de motivación hacia la seguridad.

Para funcionar correctamente, estos métodos requieren de datos de conducta observables y medibles que nos permitan establecer, por ejemplo, cuál es el promedio de uso de determinado elemento de protección, por parte de los trabajadores que deben emplearlo.

Sabemos que el gráfico que representa esta conducta simplemente no existe en la mayoría de las empresas, a pesar de su evidente utilidad como punto de partida para mejorar la conducta y las acciones preventivas, correctivas o de mejora.

En realidad, generalmente, sólo se trabaja con impresiones anecdóticas o creencias tradicionales sobre las causas del comportamiento de los trabajadores.

Realizar una intervención preventiva, o un curso sobre seguridad del trabajo, sin un punto de partida conocido, puede llevarnos a cualquier resultado o a ninguno, sin posibilidad de comparación antes-después, es decir, sin que logremos conocer cuál es el resultado o el cambio que hemos producido en los comportamientos objetivo de la intervención.

En cambio, si antes de comenzarla intervención disponemos de una gráfica que muestra el estado actual de una o varias conductas objetivo de cambio, sabremos con certeza el nivel de cambio. Además, sabremos qué podemos hacer para seguir mejorando. Todas estas acciones son posibles cuando se dispone de datos y una gráfica de conducta.

En general, el propósito de la Motivación para la seguridad basada en la conducta, es la identificación y evaluación de las conductas y condiciones inseguras en el ambiente de trabajo y el uso de la tecnología conductual para:

  • Aumentar el repertorio y frecuencia de presentación de las conductas seguras, y
  • Cambiar las condiciones que favorecen la ocurrencia de comportamientos inseguros y así reducir significativamente la frecuencia y gravedad de los accidentes en la empresa.

Este propósito es alcanzable cuando se utiliza de forma sistemática y metódica los conocimientos de la psicología de la conducta.

La motivación para la seguridad resulta de la gestión de los procesos de aprendizaje humano por parte del prevencionista o el encargado, empleando para tal efecto y de acuerdo a sus particulares realidades empresariales